Alhaurín Despierta propone una consulta ciudadana para decidir el nombre de la futura Biblioteca municipal.

La candidatura ciudadana de Alhaurín de la Torre reclama que los nombres de las calles, plazas y edificios municipales se propongan y elijan por la ciudadanía a través de mecanismos de consulta y participación.

La visita del presidente de la Diputación de Málaga a las obras de la futura Biblioteca Municipal de Alhaurín de la Torre, que retomaran los trabajos de terminación para inaugurarse en 2018, ha servido de oportunidad al propio sr Bendodo y al Alcalde Joaquin Villanova (PP) para anunciar la decisión del regidor de nombrar el nuevo equipamiento cultural con la misma denominación que la actual biblioteca existente en el municipio.

Esta decisión del equipo de gobierno municipal, que amparada en la competencia que tienen los Ayuntamientos para designar calles, plazas y edificios públicos en el municipio, se ha realizado sin consulta ni consenso de los demás representantes públicos en la corporación y sin establecer mecanismos de consulta, carece, a criterio de Alhaurín Despierta de la necesaria Participación ciudadana, tan pretendida por la institución local.

“Ponerle el nombre a la Biblioteca o a una calle o plaza supone una oportunidad para homenajear, reconocer y distinguir a personas, acontecimientos o instituciones que ya quedan para siempre vinculados a la historia de nuestro pueblo, y eso debe quedar al margen de criterios políticos y personales del Alcalde de turno” reclama Juan Manuel Mancebo, concejal y coportavoz de Alhaurín Despierta en el consistorio, que explica la propuesta que se someterá al pleno el próximo mes de Diciembre: “Proponemos poner en práctica los mecanismos de Participación ciudadana para decidir el nombre de nuestra nueva Biblioteca y de las calles y plazas que vayan surgiendo en el futuro, para que sean realmente consensuadas y aceptadas por nuestros vecinos y por tanto reflejen para siempre el sentir de nuestro pueblo en cada momento”.

Mancebo recuerda que ya existen iniciativas ciudadanas, que incluso llegaron a recabar cientos de firmas como la que proponía en 2014 dedicar una calle a Francisco Pacheco Rocha, uno de los personajes más populares y queridos de Alhaurín de la Torre, que falleció en 2008 a los 72 años tras una larga enfermedad y que fué conserje del colegio Isaac Peral tras prestar servicios en el Ayuntamiento de la localidad durante casi dos décadas como conductor de la ambulancia, conserje, pregonero, animador y presentador de fiestas y eventos durante dos décadas, habiendo manifestado en sus perfiles de redes sociales que el apoyaría dedicar la nueva Biblioteca al “querido Pacheco” como homenaje a su figura y trayectoria. 

Competencia y amparo legal para las consultas populares.

Ademas del caso concreto de la nueva biblioteca municipal, Alhaurín Despierta propondrá en el pleno de Diciembre que los futuros nombres de los equipamientos públicos, calles o plazas cuenten con el máximo consenso de todos los habitantes del municipio, permitiendo que de forma individual, o colectiva, a través de asociaciones, iniciativas populares o representantes políticos puedan proponerse y posteriormente someterse a consulta sus denominaciones. 

Este mecanismo de consulta además de poner en práctica los objetivos declarados en el reciente reglamento de participación ciudadana del Ayuntamiento, encuentra amparo legal tanto en el artículo 71 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, que establece la posibilidad de que los Alcaldes puedan someter a consulta popular aquellos asuntos de la competencia propia municipal y de carácter local como en la LEY 2/2001, de 3 de mayo, de regulación de las consultas populares locales en Andalucía.

 

No se admiten más comentarios